Efímero - Breve

“Lo bueno, si breve, dos veces bueno”

Es una de las frases más repetidas en lengua castellana. (Casi) todo el mundo le da la razón a Baltasar, pero realmente yo creo que es una de esas pseudo-mentiras que, a base de repetirlas, acabamos por creernos.

Así también, la premisa de “lo breve es bueno” da lugar a falsas aplicaciones. Por ejemplo, los correos electrónicos en el trabajo. Escribes un correo a un compañero detallando todos los pormenores de un asunto; quieres estar seguro de que nada sea ambiguo y pueda malinterpretarse. Finalmente le das al botón de  enviar. Al cabo de un período de tiempo comprendido entre 5 minutos y la eternidad, recibes una contestación como esta (totalmente literal):

ok¡

¿ok? en minúscula y con la exclamación al revés… Muy bien campeón, has fallado en dos de los tres caracteres. El mensaje es breve, pero de bueno no tiene nada. ¿Las excusas para perpetrar este tipo de contestaciones?: “tenía mucho trabajo”, “estoy estresado”, “lo miré deprisa”… Sí, claro, claro, pero tu granja del FarmVille crece día a día”.

Estos mails “ok¡” son también muy propios de directivos, que se escudan en su falta de tiempo y aprovechan para practicar uno de sus deportes favoritos: la lectura en diagonal. Estos directivos serán los primeros en exigir luego responsabilidades a sus trabajadores por “no seguir sus instrucciones”.

Dejando a parte estos casos, se pueden encontrar mil y un ejemplos que dejan inválida esta teoría de “si es breve, es más bueno”:

Eventos deportivos, cucuruchos de helado, relaciones sexuales, masajes, capítulos de series, fines de semana, conciertos de música, fiestas populares, espectáculos de circo, cenas en restaurantes, buenas películas, tweets de 140 caracteres… y cientos de otros que me dejo por escribir.

Probablemente, deberíamos filosofar sobre el concepto ¿qué significa “breve”? y también hablar acerca de la “costumbre”, ya que acostumbrarse a las cosas buenas las hace “menos buenas” y la brevedad, como mínimo, alarga su fecha de caducidad.

Pero eso será otro día.

Fotografía por | paalia bajo Licencia CreativeCommons CC BY 2.0