Coal Industry

Parece ser que Greenpeace le tiene ganas a Facebook recientemente, debido al elevado consumo de energía en sus instaciones (servidores) y debido a la nueva construcción de una planta de servidores en Oregón, alimentada con energía sucia (carbón). Greenpeace, curiosamente, ha decidido hacer campaña desde dentro mismo de Facebook, con sus grupos e animando a los usuarios a sumarse a la misma.

Me parece una iniciativa oportunista por parte de Greenpace, y carne de crítica fácil y sin fundamento por parte de los que puedan reprocharle a la ONG el usar Facebook al mismo tiempo que lo ataca (sí, sí, aquí reciben todos, no se salva nadie).

Estoy al 100% con las energías renovables (que de hecho serán el futuro se quiera o no; en un futuro lejano los combustibles fósiles se acabarán). Pero “atacar” a la mayor red social del mundo me parece más bien una manera de ganar notoriedad o renombre. Tiene mucha más repercusión en los medios “Greenpeace protesta contra Facebook” que “Greenpeace protesta contra la generación de energía sucia con carbón” (poderosa keyword es Facebook). Por supuesto, eso no quita el problema de fondo: Facebook abrirá un centro de servidores alimentado con energía sucia. Vale ¿culpa suya? no del todo, más bien culpa de aquellos que le dejan hacerlo (id est, una legislación que lo permite).

En cuanto a protestar contra Facebook desde Facebook… no le veo ningún inconveniente. Si puedes hacer propaganda desde dentro de tu adversario, aprovechando sus funcionalidades, pues mejor que mejor ¿es que acaso los ecologistas dejarán de usar medios de transporte para acudir a sus manifestaciones, puesto que así evitan emisiones de CO2? ¿acaso los ecologistas dejarán de usar teléfonos móviles para organizar sus acciones para evitar así nocivas radiaciones? Seamos un poco sensatos; un pequeño sacrificio al servicio un bien mayor (un acto de protesta y concienciación de la sociedad).

Imagen | by davidpt